Cuando llega el verano, Semana Santa u otras fechas señaladas en que queremos irnos de viaje, siempre está la discusión sobre dónde dejar al perro, pero este problema se evita acudiendo a nuestro camping familiar en Valencia, donde admitimos animales domésticos siempre que estén atados.

En el camping Los Carasoles no somos ajenos al hecho de que las mascotas son cada vez más importantes en el núcleo familiar, hasta el punto de que las vacaciones también se programan para que los animales puedan disfrutar en entornos acordes a su naturaleza o que, al menos, permitan su estancia sin problemas.

Además, acudir al camping familiar en Valencia en compañía de nuestros familiares y mascotas es la mejor forma de pasar unos días de relajación alejados del estrés y la ansiedad laboral, con la ventaja añadida de que no estamos preocupados por haber dejado al animal con algún cuidador que no conocemos o con algún familiar, sin saber muy bien cómo se estará comportando en nuestra ausencia.

Para asegurarnos de que el perro está perfectamente seguro y cómodo en el camping, hay que llevarle siempre con una placa con su número de identificación y tener siempre a mano su documentación, incluida la cartilla de vacunaciones, que debe estar al día. Por supuesto, en el equipaje relativo al animal hay que llevar su comida, correa, arnés, bozal si fuera necesario y bolsas para recoger los excrementos y dejar las instalaciones y el camping en perfectas condiciones, tal y como estaba antes de su llegada, requisito indispensable para su aceptación en el camping.

Las personas necesitamos salir de la rutina de vez en cuando, pero no todos descansan ni recargan las pilas en los mismos lugares. Hay quienes prefieren un camping para caravanas en Valencia, y nosotros podemos ofrecerte una alternativa en condiciones.

Pero antes, si no eres tan experto, queremos ayudarte con algunos consejos sobre qué debes llevar a un camping para caravanas en Valencia. Así que atento y no te despistes.

En primer lugar, debes disponer de material de cocina para alimentarte. Ollas, sartenes, vajilla… sin olvidar bolsas de basura ni un paño para limpiar. Si tienes un hornillo y una nevera, esta tarea no tiene más complicación.

A continuación, queremos ofrecerte una lista de objetos imprescindibles: navaja multiusos, linternas y pilas para la noche; sillas y mesas, no solo para comer, sino también para los momentos de relax; unas cuerdas y pinzas, por si necesitas tender la ropa; y, por supuesto, elementos de localización, como un mapa, un gps o una brújula.

Es importante no olvidar tampoco los utensilios de aseo básicos, al igual que los de cocina. Aunque no está de más avisarte para que lleves un paraguas, un espejo de mano y unas chanclas. Algo imprescindible también es un botiquín con medicamentos de primeros auxilios, vendas, tijeras, etc. Por último, pero no menos importante: espray para los insectos; protección contra el sol, como cremas, gorras y gafas; ¡y no olvidarte el cargador del móvil!

Ir de camping requiere una especial atención a lo que debemos llevar con nosotros, porque muchas veces puede ser un incordio conseguir aquello que hemos olvidado en nuestra casa o que pensábamos que no íbamos a necesitar. Nosotros, Los Carasoles, hemos querido ayudarte para que puedas disfrutar de una estancia inmejorable cuando vayas de vacaciones o de fin de semana, solo o en familia, a disfrutar de la naturaleza.

 

Si sois una pareja de recién casados o un matrimonio con muchas ganas de intimidad, quizá os venga mejor un hotel, pero si tenéis niños, un camping para caravanas en Valencia resulta ideal a la hora de planificar las vacaciones.

Porque los peques no se aburrirán al aire libre, donde podrán liberar energía, pasarlo bien haciendo amistades y divertirse en libertad bajo el control directo de sus progenitores.

Cuando se trata de familias, parece claro que el camping para caravanas Valencia resulta muy práctico. Aunque mucho más todavía si lo que se alquila es una cabaña o un bungalow, siempre más espacioso y cómodo.

Porque  en vacaciones tiene tanta importancia que los niños se diviertan como que los padres puedan mantener unos óptimos niveles de satisfacción por la forma en la que llevan su vida en pareja.

A la hora de la siesta, los hijos necesitan libertad y los padres espacio y tiempo, para la intimidad y el desahogo. Teniendo siempre la certeza de que los niños se encuentran a buen recaudo, en un ambiente sano y sin riesgos de ningún tipo; no hay peligro atropellos.

Además, el precio del cámping es mucho más asequible, más barato que un hotel, donde, por otra parte, se complica mucho tener a los peques bajo control, sin que estos pronuncien esa fatídica frase de “papá, mamá, ¡me aburro!”.

Vacaciones al aire libre, una experiencia especialmente interesante en verano, en la época de más calor, cuando los niños pueden disfrutar de la naturaleza hasta bien entrada la noche. De esta forma, llegarán rendidos a la cama y dormirán a pierna suelta.

Será entonces cuando el padre y la madre podrán dedicarse a cultivar su vida en pareja, a dar rienda suelta a su sensualidad y a su sexualidad. Y al merecido relax, después de todo un año de duro trabajo.

¿Os animáis? Os esperamos en Los Carasoles.

Al acudir a un camping familiar en Valencia tenemos que tener en cuenta unos cuantos consejos para disfrutar de una estancia perfecta. Hay una serie de artículos indispensables cuando se hace acampada, aunque nos encontremos en el recinto de un camping acondicionado. En este artículo te explicamos qué artículos consideramos absolutamente necesarios para tener una acampada perfecta.

En primer lugar, aun sin contar con todas las comodidades de una casa, puedes aplicar unos trucos para que tu estancia en un camping familiar en Valencia sea la mejor. Dentro de las cosas que hay que llevar (tienda, sacos, ollas, sillas, jabones, ropa…), hemos hecho una selección de los más importantes para una buena acampada. Recomendamos comprobar varias veces que estén estos artículos en nuestra mochila antes de salir de casa.

1- Calzado adecuado: calcetines deportivos y calzado para el entorno, botas o deportivas. Chanclas para la ducha.

2- Navaja multiusos: ahorrarás espacio al poder llevar en un solo objeto múltiples instrumentos como los cubiertos, abrebotellas, sacacorchos…

3- Ropa apropiada: aunque sea verano, en las zonas de acampada suele hacer una temperatura más baja que en las ciudades, sobre todo por la noche. No olvides incluir una buena sudadera, pantalones largos y pijama.

4- Nevera: tener bebida o alimento bien conservados es fundamental.

5- Botiquín: un paquete preparado de primeros auxilios, con lo necesario para pequeñas heridas, dolores, torceduras y, sobre todo, repelente de insectos en forma de spray o roll-on y una crema calmante para las picaduras.

6- Alargador de enchufe: junto con cargadores portátiles o baterías externas, para disponer un sitio donde cargar el móvil, la cámara…

7- Bolsas de plástico: tenemos por casa miles de bolsas inutilizadas. Coge alguna, puede servirte para ropa mojada o sucia, basura, jabones, etc.

En el camping Los Carasoles conocemos todo lo indispensable para disfrutar de una buena estancia de acampada.

En el caso de que estés buscando un camping familiar en Valencia te aconsejamos que pases por el nuestro. Te ofrecemos un espacio cómodo y agradable en el que puedes entrar con tu propia caravana. Pero no solo eso, también contamos con un buen restaurante en el que, por supuesto, no pueden faltar los platos típicos de nuestra región, como la paella de campo.

Hay que tener en cuenta que la paella surgió como una comida que preparaban los agricultores y ganaderos con los productos que tenían más a mano mientras llevaban el ganado para pastar.

Una de las más habituales era la paella con conejo y pollo. Para ello se emplean arroz, carne de pollo, conejo, tomate, judías verdes, garrofó (una alubia típica para este producto), pimiento, caracoles, aceite, azafrán, ajo, un poco de romero, pimentón, sal y agua.

Por supuesto, las cantidades dependen del número de personas que vayan a comer, ya que no es lo mismo para dos que para seis. Pero siempre conviene ser generoso con la carne y los caracoles, además de con el arroz.

En el caso de que quieras probar una buena paella de campo te aconsejamos que pases por el restaurante de nuestro camping familiar en Valencia. También puedes disfrutar de muchos otros platos típicos, como la fideuá.

En Los Carasoles disponemos de un espacio en el que disfrutarás de los placeres de la montaña, ya que contamos con diferentes rutas de senderismo o para bicicleta, que te permiten visitar las fuentes naturales, los caseríos, etc.

Una de las principales razones para elegir un camping familiar en Valencia para pasar las vacaciones de verano, es poder disfrutar del contacto directo con la naturaleza, del sol, del campo, de las excursiones, de las escapadas deportivas, pero sobre todo simplificar al máximo las condiciones de vida.

Sin embargo, eso no significa que acudir a Los Carasoles implique perder las comodidades a las que estamos acostumbrados a diario en las ciudades, sino que solo es necesario un poco de organización y seguir los consejos que vamos a dar a continuación para sacar el máximo partido a la estancia vacacional en nuestro camping.

Por ejemplo, en el caso de estancias prolongadas hay que tener en cuenta que no dispondremos de lavadora, a menos que elijamos la cabaña, así que hay que organizarse bien la cantidad de ropa que se lleva para no quedarse corto, aunque siempre está la posibilidad de lavar en las zonas habilitadas para ello. En cuanto a la comida, también existen las dos opciones: bien llevarse provisiones suficientes o hacer compras en supermercados cercanos, o probar las especialidades de nuestro bar-restaurante de madera.

No hay que olvidarse de utensilios y accesorios que harán más cómoda la estancia en el camping familiar en Valencia. Estamos hablando de disponer de una nevera portátil para las bebidas, linternas para la noche, repelente de mosquitos, un pequeño botiquín, productos de higiene personal, menaje, sillas y mesa plegable o colchones hinchables, así como distintos objetos de ocio en el caso de ir con niños, para que disfruten de las zonas de recreo y deportivas o la piscina.

Desde nuestro camping para caravanas en Valencia somos conscientes de la relevancia que cobran nuestros servicios para todo aquel que elige pasar sus vacaciones o viajar en una caravana.

Se sustituyen así los hoteles, apartamentos o cualquier tipo de alojamiento por este vehículo tan especial que te permite aparcar tu residencia allá donde gustes. Si bien es cierto, la mayor ventaja de las caravanas es precisamente esta posibilidad de movilidad, también lo es que es esencial es tener claro dónde encontrar un buen camping para caravanas en Valencia.

Esto no pone trabas al plan de conocer mundo y entrar en contacto con la naturaleza, pero sí nos ofrece ciertas facilidades que, llegado un punto, irán más allá de ser una mera comodidad, para pasar a convertirse en algo necesario para cualquiera que haya iniciado esta aventura sobre ruedas.

Ten en cuenta que, pasado un tiempo, tendrás que proveer a tu caravana de agua potable, así como será fundamental verter las aguas grises o residuales en algún lugar habilitado para ello. Recuerda que no está permitido hacerlo en cualquier lugar y lo ideal es dirigirse a un camping para ello.

También será muy importante tu paso por el camping para contar con electricidad, teniendo en cuenta la era tecnológica en la que vivimos, será algo vital para que tus vacaciones vayan sobre ruedas y no sea solo en sentido literal.

Por otra parte, no hemos de olvidar que la entrada en un camping hará que puedas sociabilizarte con el resto de usuarios que se encuentren por allí, además de la seguridad que sentirás al encontrarte en una zona cerrada y vigilada para evitar cualquier susto.

En Los Carasoles nos encargamos de que tus vacaciones sean inolvidables haciendo tu estancia en nuestro camping más que agradable. Si tienes una caravana ¡no dudes visitarnos!

Las vacaciones de verano están a la vuelta de la esquina y, como camping familiar en Valencia sabemos que muchos turistas nacionales e internacionales van a elegir una caravana o autocaravana para pasar unos días de descanso. Por eso hemos querido dedicar este nuevo post de nuestro blog a repasar unas cuantas normas básicas de seguridad al manejar estos vehículos.

Lo primero a recordar, más que nada si se viaja con niños, es que está prohibido que los viajeros vayan tumbados en las camas durante la marcha. Según la Dirección General de Tráfico (DGT), los pasajeros han de ir sentados y con el cinturón de seguridad abrochado. En Los Carasoles te recordamos además que la mesa y las camas tienen que estar plegadas durante el viaje. Si alguien es propenso a marearse, lo más recomendable es que viaje en la misma dirección de la marcha. Por supuesto, la caravana tiene que estar homologada por la autoridad competente y el enganche para remolque del vehículo de tracción superar las revisiones correspondientes.

Todos estos vehículos tienen que tener la ITV en vigor. Recuerda llevar la ficha técnica y la documentación. Otro tema relacionado con la seguridad es el referente a la velocidad. Para las caravanas el límite es de 100 km/h en autopista. Hay que respetar siempre el peso total permitido al cargar la caravana con la que visites nuestro camping familiar en Valencia. Hay que distribuir la carga de forma uniforme. Recuerda que el montaje de los accesorios puede modificar las dimensiones, el peso total y el comportamiento dinámico del conjunto vehículo y de un eventual remolque.

En un mundo de hoy día en el que la tecnología es causa incluso de adicciones, que no nos despegamos del móvil ni un momento y en el que el estrés y ansiedad son causa habitual de baja laboral, solo queda reivindicar las múltiples razones para acudir a un camping familiar en Valencia y desconectar de la rutina diaria.

Notice: Undefined index: deny_text in D:\XVRT\loscarasoles.com\Html\wp-content\plugins\click-datos-lopd\public\class-cdlopd-public.php on line 346